Cuando un ambiente de trabajo es demasiado caluroso el personal trabaje a su máximo potencial. La actividad definitivamente será limitada, lo que significa que es probable que el trabajo se retrase o no se haga.

El aire acondicionado reduce la temperatura dentro del lugar del trabajo y, por lo tanto, hace que el personal se sienta más cómodo. Y el personal que se siente más cómodo tiene más probabilidades de trabajar de manera más eficiente, por lo que la productividad mejorará.

Casi la mitad de los trabajadores de oficina creen que el aire acondicionado propaga enfermedades. Puede mantener las ventanas cerradas en una habitación con aire acondicionado, creando un ambiente con menor polen y menores niveles de contaminación del aire exterior.

Cuando la temperatura del edificio sube por encima de los niveles, los trabajadores se sienten incómodos ante la sensación pegajosa ya que sus cuerpos no están muy frescos. Este problema puede estresar fácilmente a una persona y hacer que no se concentre en sus labores.

Estos factores conducen a una reducción en la eficiencia de los trabajadores y un aumento en el tiempo de inactividad y la pérdida de horas de trabajo. Con un sistema de aire acondicionado, te aseguras que el lugar de trabajo este a la temperatura adecuada. Este sencillo, pero poderoso paso te puede llevar al éxito empresarial.

Si quieres saber más sobre aire acondicionado llama al: CLIMART.